Sin familia, sin estado, sin educación sin futuro

01_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

Los niños y adolecentes revisan bolsas de ropa donadas y las clasifican para luego distribuirlas entre todo el grupo, zapatos, medias y sabanas para dormir son las cosas que más se disputan, caracas, Venezuela, 2017 (foto/Saulcortes).

02_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

Juego de pelas muy común entre los varones, lo practican como forma de entrenamiento para las peleas en la calle con grupos rivales por el control de los desperdicios de comida, caracas, Venezuela, 2017 (foto/Saulcortes).

03_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

La Casa Don Bosco, de Sarria ofrece varios espacios para la recreación, los juegos y el descanso de los menores que cada día se someten a las calamidades de sobrevivir en las calles

04_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

Las jovencitas se encargan de preparar un torta para todo el grupo gracias a la colaboración de una trabajadora social que contribuye en su atención y ofrece herramientas para su integración.

05_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

5. Las niñas aprovechan el refugio seguro que sienten en la casa Don Bosco, para mantener su higiene y se pintan las uñas de colores unas a otras mientras se hacen bromas.

06_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

6. Educador de la casa Don Bosco, anota los nombres o apodos de los niños que asisten a la casa hogar para llevar un registro, cada semana asiste un grupo constante, pero frecuentemente se suman menores que solo van ocasionalmente.

07_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

7. Recuerdos y regalos de un adolecente que gurda sus dibujos como un tesoro, con ellos rememora los días que trabajó como pinta caritas en la calle, muchos de estos niños y niñas abandonaron la escuela para lanzarse a las calles a buscar medios para subsistir.

08_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

8. Un niño se queda dormido tras el agotamiento de haber pasado la noche en vigilia para que el resto del grupo pudiera dormir más tranquilo, cada noche le toca a uno o varios menores mantenerse despiertos para prevenir el ataque de un grupo rival o de la policía.

09_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

9. La adolecente de mayor edad y rango en el grupo que toma el papel de la madre de los mas pequeños, regala jabón a un niño que va a ducharse.

10_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

10. Un chico meditabundo espera paciente su turno para poder disfrutar del baño, lugar mas apreciado para lavar la ropa y bañarse, estos menores no solo salen de sus casas por violencia domestica, en muchos cosas se ven obligados por miembros de la familia a que busquen comida en las calles.

11_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

11. Cada día los menores lavan la ropa que llevan puesta, la colocan al sol para secarla y se las vuelven a poner, no suelen usar las mejores prendas que les han donado, excepto los viernes; porque según ellos, no causan la misma compasión en calle con ropa usada y sucia que con ropa mas nueva.

12_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

12. Jovencita peina su cabello antes de salir de nuevo a las calles y seguir con la rutina diaria de sobrevivir, las niñas en las calles son las más vulnerables en sufrir diferentes tipos de violencia, proveniente incluso a sus propios compañeros de calle.

13_sin familia, sin educacion, sin estado, sin futuro

13. El cuerpo de un menor, muestra marcas de violencias, que según su testimonio, fueron causadas la noche anterior por policías que los mantiene amedrentados, exigiéndoles que se vayan de los lugares donde deambulan, mendigan y pasan la noche.

Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image... Loading image...

En Caracas, Venezuela, los espacios del programa patio abierto de la red de casas Don Bosco, ayuda a proporcionar a los niños que deambulan o viven en la calle un refugio y apoyo mientras ellos siguen buscando formas de sobrevivir.


La red de casas Don Bosco, es una asociación que atiende 10 casas que dan
cobijo a más de 1,300 menores de edad de todo el país y forman parte de los albergues infantiles que no dependen del Estado, el programa de patio abierto implica la entrada y salida de los menores en situación de calle, diariamente entran a la casa y aprovechan de sus espacios donde se les proporciona un lugar para el descanso, la recreación, donde pueden lavar sus ropa, darse un baño y comer sin necesidad de mendigar.

En este espacio se les proporciona no solo un entorno seguro, sino que además reciben orientación, apoyo psico-social, cuidados médicos y ayudando a los niños hacer frente a las extremas condiciones que viven en las calles.

Panorama general

Uno de cada cuatro niños en el mundo vive en países afectados por crisis
políticas, económicas o sociales. Así lo asegura el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Venezuela así como otros países del continente americano no escapan de esta situación.

Esté país sudamericano mantiene fuertes carencias de alimentos y medicinas pese a poseer la más importante reserva petrolera probada del planeta, los niños y niñas,que representan en números una parte importantes de la población total del país, son los más afectados por la actual situación económica .

Desde mediados de 2017, se ha incrementando y puesto en evidencia el retorno y la presencia de niños y niñas que deambulan o viven en las calles, principalmente pidiendo comida. Muchos niños han visto la necesidad de salir de sus casas en busca de comida. Afirman, que encuentran en las calles lo que no tienen en su casa, a través de la mendicidad consiguen ayuda de las personas para satisfacer sus necesidades básicas. Este es un fenómeno que se ha mantenido en un vaivén en la sociedad Venezolana durante décadas, este problema tan complejo, aun no se le han aportado soluciones efectivas que lo acaben definitivamente.

Este fenómeno tiende a agravarse porque los niños no solo están huyendo de la casa por un problema de violencia familiar, actualmente los niños están saliendo de sus hogares para conseguir que comer, quedarse en sus casas representaría no obtener alimentos ni para ellos ni para los demás integrantes del núcleo familiar que por lo general representan un abultado numero de hermanos.

El constante acenso sin tope Datos del último estudio de la Organización Cáritas de Venezuela, asegura que, el 35,5% es el total de niños pobres, de cero a cinco años, presenta alguna forma de desnutrición, mientras que 41% sale a mendigar comida o buscar alimentos en la basura. La Unesco, afirma que , los menores que hacen de la calle su casa se encuentran
en riesgo de sufrir abuso, explotación y violencia. La Red de Casa Don Bosco, ha hecho seguimiento a grupos de menores y han encontrado que en su quehacer diario utilizan armas blancas para defenderse y sobrevivir en las peleas por el control de la basura en los lugares más pudientes de la cuidad donde se podría conseguir desperdicios de mejor calidad.

Los menores alegan que además de las peleas con otros grupos por el control de la basura, la policía los acosa, intimida y maltrata constantemente, se presume a petición de los dueños de negocios de los lugares que frecuentan.

¿Cuál futuro?


Con la acentuación de la crisis social y económica que continua agravándose, el panorama que se nos presenta, es que los menores seguirán ausentándose de sus hogares, arriesgándose a buscar en las calles una salida para sobrevivir. Por consiguiente, hasta que se apliquen soluciones de forma adecuada en lo económico, se brinde un acceso oportuno a la salud publica y a una educación de calidad, este fenómeno continuara en aumento.